lunes, 12 de octubre de 2009

Bastardos sin Gloria, Inglourious Basterds


Estas fotografías se encuentran entre las menos difundidas entre las promocionales de Bastardos sin Gloria, la de la parte superior porque muestra a los villanos y no a los héroes, la de abajo porque reune a los principales integrantes del elenco en una imagen que jamás aparece en la película.



1-El suspenso
2.-La belleza de sus dos protagonistas femeninas y...
3.- La soberbia actuación de Christoph Waltz, en una película en la que también actúa Brad Pitt, son las tres virtudes que a nuestro juicio mejor definen este largometraje de Quentin Tarantino, de 153 minutos , que tal como sucedió con Kill Bill, y como ocurre en los mejores libros de aventuras, está dividida en capítulos.


Para eso sirven las ficciones, para mejorar la realidad, y a primera vista pareciera que al menos en el cine habremos de presenciar una revancha de la historia verdadera, en la que toca a los nazis ser las víctimas y a los judíos los victimarios...pero aún dentro del maniqueismo de los personajes de Tarantino las cosas no son tan simples.

Y como no son tan simples la expectación crece, el desenlace no será obvio, los feos no serán los únicos en morir, ni los bellos los héroes inmortales.

Entre tanto, Bastardos sin Gloria nos permitirá apreciar la actuación de un memorable villano, interpretado por Christoph Waltz, quien en su idioma natal, el alemán, pero también en francés, inglés e italiano, tiene algunos de los parlamentos más interesantes de la película, en uno de los cuales nos hace pensar en el porque detestamos a las ratas y amamos a las ardillas, si ambas especies pueden ser tan parecidas.

El hombre, y en este caso en particular las mujeres, y sus circunstancias: en Bastardos sin Gloria aparecerán kamizakes aunque no haya japoneses, o para decirlo de otra manera, fanáticos dispuestos a dar la vida, no por un código de honor o o un ideal religioso, sino por venganza o por justicia.

Tarantino coloca a personajes reales en condiciones ficticias. No exagera en el terror, ni en la violencia; en esa materia ninguna película de guerra puede superar a la guerra misma; solo la coloca en circunstancias diferentes a las históricas.

No es la espectacularidad de los combates, ni la presencia de Hitler y Churchill, entre los personajes, ni Mike Miers, el protagonista de Austin Powers, que aqui es un eficiente estratega británico, lo que hace de Bastardos sin Gloria una película memorable, pero si son elementos que contribuyen a que esta película, sobresaliente por el suspenso, sea una de las más interesantes en este 2009.

2 comentarios :

Linterna Teatro dijo...

Hola Ramsés, además de ser una seguidora de tu blog, me gustaría mandarte información sobre una obra de teatro que acaba de estrenar mi compañía en el DF que lleva por título MUJERES DESDE LA CAMA. ¿A qué correo lo puedo hacer? Me encantaría también invitarte a que la vayas a ver al Instituto Mora los viernes a las 8 pm, sábados y domingos a las 7 pm. Sigue con tu labor y gracias!

Ramsés Ancira dijo...

Hola Linterna: Acudí este viernes al Instituto Mora a ver tu obra pero ya no estaba en cartelera. Desafortunadamente no me dejaste una manera de contactarte antes. Saludos y estoy muy pendiente.

Una kathedra en un minuto

Código

¿Quiéres un anuncio como este aquí, escribe a ioninsurgentes@gmail.com

Entradas populares del mes

Cartelera DVD

Otros artículos que pueden gustarte

Búsquedas personalizadas

Búsqueda personalizada

Seguimiento de Ad Sense

Un libro indispensable

Un libro indispensable
que nos cuenta detalles de la guerra del PRI contra la sociedad civil

Entradas populares