martes, 24 de mayo de 2016

Mexico en su Memoria II (1935-1959) Audiolibro

Secuestradores confesos por tortura

Diario de un Reportero


Ramsés Ancira

Me cuenta el profesor de filosofía del derecho en la UNAM que en México solo el 2 por ciento de los delitos se castiga. No es cierto, quizá la estadística hable de los casos que llegan a proceso penal, y en estos, muchos son “pagadores” de delitos reales, pero que ellos no cometieron. Miguel Ángel es uno de ellos, la cámara de un Oxxo demostraría su inocencia, pero a la policía no le interesa la presunción de inocencia.
El verdadero delito de Miguel Ángel es vivir en Cuautepec, un jardín de las delicias para policías federales y “de investigación”. En Cuautepec se cosechan presuntos delincuentes, como manzanas de un árbol. Esto es así porque el gobierno del Distrito Federal no aplica programas para mejorar la zona, las nuevas generaciones están condenadas a perpetuar el crimen. En las primeras semanas que Miguel Ángel permaneció en el reclusorio oriente, tres de sus vecinos fueron asesinados, dos por presuntas venganzas, el tercero, un médico que atendió el parto de sus hijas, cuando intentaban robarle su auto.
Miguel Ángel es futbolista profesional, jugó en el Pumas Morelos y, después de una lesión, para varias empresas con equipo de futbol del Estado de México.
La razón por la que lo eligieron para imputarle un secuestro, es que caminaba por calles de Vallejo con una joven que no es su esposa. Juntos entraron a un Oxxo para comprarle cigarros a ella, él no fuma.
Horas antes Miguel Ángel acudió a una fisioterapia, en sus piernas llevaba las marcas de las ventosas. Su madre es una mujer piadosa que da clases de biblia en los reclusorios.
Ventosas, cámara de Oxxo y testimonio del fisioterapeuta deberían bastar para que Miguel Ángel quedara libre en horas. Pero antes fue subido a un vehículo en el que lo “emplayaron”, esto es, lo sujetaron  con polietileno mientras lo asfixiaban y lo golpeaban preguntándole donde estaba el secuestrado.
Miguel Ángel razonó así con sus secuestradores, los cuales ignora si están  en la nómina de Miguel Ángel Mancera o de Eruviel Ávila ya que él se encontraba en Vallejo y el secuestro fue cometido en Tecámac. “No les voy a decir lo que no se, y como no puedo decirles lo que no sé, mejor mátenme y acabamos con esto”.
La tortura terminó cuando Miguel Ángel aceptó decir que lo habían capturado manejando una camioneta a la que lo subieron después. En el reclusorio oriente conoció a Braulio, un muchacho de 24 años que se encuentra preso en la misma celda.
A diferencia de Miguel Ángel, Braulio no tiene ambos padres intenten  su libertad. Es huérfano de madre. Antes de la prisión vivía en pareja con una señora que supera los 40 años, y la hija de ella, de unos 20.
A principios de año la mujer, a quien llama esposa aunque no acudieron al Registro Civil,  lo presentó con un sujeto, días después este le dijo que si le podía guardar unas cosas en su departamento del Estado de México. El sospechó algo, pero como se lo pidió su mujer, aceptó.
¿Cuál sería la sorpresa de Braulio cuando lo que recibió fue a un hombre maniatado? Él se negó a recibirlo. Le dijeron que no había marcha atrás, o lo metía al departamento o matarían a su mujer y a su hija.
Dice haberlo tratado bien, le dio de comer y lo atendió hasta que llegó la policía y lo rescató.
En el reclusorio oriente recibe dos noticias que le atraviesan el corazón: En el interrogatorio sin huellas visibles que pudieran servir a Derechos Humanos, a su esposa le reventaron los tímpanos, piden 100 mil pesos para operarla. Su hijastra estaba embarazada (tal vez del verdadero secuestrador), tras la golpiza estaba a punto de abortar. Ambas están presas
Cuándo Miguel Ángel pasó de manos de la policía local a la federal le mostraron las fotos de un sujeto moreno conduciendo la camioneta donde transportaron al secuestrado. Lleva descubierto el brazo izquierdo, libre de tatuajes. El futbolista si lo tiene cubierto con tinturas, al estilo de moda entre muchos de su profesión.
Miguel Ángel comparte crujía con Francisco, un hombre que participó en el asalto a una casa de empeño, El Diamante, en la que se cobraban intereses 100 veces mayores a la inflación.
En ese asalto, Francisco, durante 20 minutos tomó como rehenes a dos empleados. Miguel Ángel Mancera, entonces procurador del Distrito Federal participó en el operativo y le pidió liberar a los rehenes.
Mancera negoció con Francisco quitarle 40 años de prisión si se declaraba culpable, además,  de un secuestro y asesinato previo. Había un problema, entonces “El Cholo” pasaba indocumentados a Estados Unidos.
Ese juicio en Estados Unidos tenía documentos en inglés y el Ministerio Público consideró que era muy complicado traducirlos. Los desechó. A Francisco ya solo le quedan unos 99 años en prisión, a Mancera una  campaña presidencial.

lunes, 23 de mayo de 2016

Preguntas abiertas a Miguel Ángel Mancera sobre Caso Narvarte

Artículo publicado en Los Ángeles Press, JoséCardenas.net e Índice Político el 23 de mayo de 2016


Diario de un reportero
Miguel Ángel Mancera
Jefe de Gobierno de la Ciudad de México
Soy corresponsable, por mi voto, de que usted sea el gobernador de la Ciudad de México y hasta hace unas semanas, quizá uno de los últimos manceristas de esta capital nacional. De las razones de mis antiguas  simpatías y nuevas desconfianzas no debo tratar ahora debido a las reglas de la jerarquía periodística, tal vez más adelante. Ahora quisiera preguntarle  por qué se nos escatima a los periodistas y defensores de los derechos humanos la hipótesis del atentado a la libertad de expresión en el Caso Narvarte y se le sustituye por la cómoda  fácil  e improbable del narcotráfico.
Iré directo.
Abraham Torres Tranquilino, quien un día fue orgulloso egresado de la Academia de Policía del Distrito Federal,  y quien se había imaginado una vida de servicio honesto, salió de su casa en  el centro de Xochimilco la mañana del 31 de julio de 2015. Las cámaras públicas debieron captarlo ¿podría exhibir esas imágenes, bajo los mismos principios que se mostraron las que lo inculpan de quíntuple asesinato?
Torres Tranquilino acudía todos los días, hábiles e inhábiles, a un comercio de la familia donde se reparaban celulares ¿han verificado si fue o no a trabajar el día del  quíntuple homicidio?
Si se trataba de un caso de tan alto impacto, ¿por qué este presunto se mantuvo un mes completo sin moverse de su casa, en lugar de huir?
Si se trata de un caso relacionado con el narcotráfico ¿Por qué se ensañaron más con la conocida de Rubén y activista pro derechos humanos Nadia Vera? ¿Es cierto o no que según los peritajes fue a ella a quien estrangulaban delante del periodista? ¿En su experiencia como funcionario de justicia le parece que es más fácil torturar a un hombre mostrándole como se lastima a una mujer, que golpeándolo a él?
Si Abraham Torres Tranquilino había sido pareja de Mile, la modelo colombiana, e incluso habían rentado un departamento meses antes en Patricio Sanz Colonia del Valle ¿Qué motivos podía tener  él  para ensañarse de tal manera con las dos únicas personas que tenían en común haber escapado de Veracruz, justamente Rubén y Nadia, a quienes no conocía previamente?
¿La complexión física de los ahora detenidos por el caso Narvarte les daba la fuerza suficiente para golpear con tal contundencia a las víctimas? Hay la presunción de que los asesinos deberían superar el 1.85 y la media de fortaleza física de  los mexicanos. No es el caso del Torres Tranquilino, delgado y al menos 11 centímetros más bajo.
Las video grabaciones de la calle donde se encuentra el edificio de la escena del crimen ¿Son las únicas o sirven para escamotear otras escenas que no se hicieron públicas? ¿Podrían mostrar a la opinión pública las 24 horas de grabación de ese día para ver si entre todos encontramos algo que la Procuraduría no vio?
De las manchas de rostros que se ven en las grabaciones ¿nos podrían mostrar acercamientos que no dejen ninguna duda de la hora, y de la identidad de las personas que ahora están encarceladas en relación al Caso Narvarte.
¿Por qué la PGJDF filtró a medios de dudosa reputación ética, más conocidos como golpeadores que como investigadores,  información que condujera a la opinión pública a concluir sin pruebas que se trataba de un crimen de narcotráfico?
¿Los celulares en poder de las autoridades dan alguna pista de por qué regresó Rubén a la casa de Narvarte cuando ya se había retirado? Lo que se insinúa es poco importante pero ¿recibió una llamada de Nadia pidiéndole auxilio? ¿Recibió cualquier otra llamada que pueda explicar ese regreso?
¿Alguno de los implicados ahora detenidos dio positivo a cualquier prueba que mostrara que dispararan un arma de 9 milímetros como la que se usó en la quíntuple ejecución? La Academia de policía del DF no entrena en el uso de silenciadores ¿o sí?  ¿Qué avances le ha reportado la  PGJDF a la pista de que Rubén retrató a estudiantes torturados  por elementos de la Seguridad Pública de Veracruz el 5 de junio de 2015, fecha tras la cual reportó el acoso policíaco  que lo hizo salir del Estado?
Contra los ahora detenidos por el Caso Narvarte puede haber varias pruebas circunstanciales, pero ninguna que conteste las preguntas básicas ¿por qué? ¿Para qué? ¿Cómo? Por cierto el Mustang no tenía el valor de lo que manejan los narcotraficantes. Además si Mile se encontraba en casa de Nadia es porque no le alcanzaba para pagar un departamento sin apoyo. El perfil sicológico de la gente capaz de cometer un crimen así, tampoco parece cuadrar con el de los jóvenes detenidos
Doctor Mancera, de las muchas razones que tengo para desconfiar de su gestión al frente de la Ciudad de México podría decirle que como en los peores tiempos del PRI, las grúas levantan carros aunque los usuarios quieran moverlos, las aprehensiones de la “policía de investigación” se hacen en autos sin balizar, los agentes del ministerio público consignan directamente  a los reclusorios, sin previa  entrevista a los acusados, violando la presunción de inocencia, y conozco  al menos un caso en que usted como procurador negoció con un presunto para que se inculpara de un secuestro y asesinato cometidos en México cuando él se encontraba en Estados Unidos. Si así construyó una carrera a la jefatura de gobierno ¿Qué no negociará para competir por la presidencia?
- See more at: http://www.losangelespress.org/preguntas-abiertas-a-miguel-angel-mancera-por-caso-narvarte/#sthash.iina5Hqs.dpuf

México en su Memoria IV (audiolibro)

miércoles, 4 de mayo de 2016

El latifundio urbano y el infundio del fraude procesal

Diario de un Reportero: No

Escrito por Índice Político en . Publicado en Ramsés Ancira
Ramsés Ancira
No voy a decir que inventar el delito de fraude procesal es la herramienta de moda de los latifundistas urbanos, a veces para echar a los inquilinos sin indemnización, para luego vender los edificios a constructores de enormes torres que decuplican la altura promedio de los edificios de hace medio siglo.
No voy a contar que es, probablemente, el negocio más productivo de los ministerios públicos y de los policías “de investigación” quienes sin escala en la delegación trasladan directamente a los reclusorios a presuntos culpables, por gratificaciones de unos cuantos miles de pesos.
No negaré tampoco que a veces, aunque muy pocas, efectivamente se trata de inquilinos morosos que afectan el único patrimonio de ancianos.
No voy a especular que algunos de estos latifundistas están muy decepcionados porque pensaban demoler edificios de valor artístico como el ubicado en Avenida Chapultepec, esquina Veracruz, donde ya se frotaban las manos anticipando los cientos de millones de pesos que ganarían en el Corredor Chapultepec, al transformar un inmueble de 5 pisos en una torre de 60 pisos o más.
Y no voy a decir nada de esto porque seguramente el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal ya tiene mucha información al respecto, estará preparando un extenso informe y diseñando políticas para que ya no se chantajee, al menos no tanto, a miles de inquilinos de edificios antiguos que tendrían que ser los primeros en tener derecho de compra después de haber pagado millones en rentas durante lustros
Sí voy a decir en cambio que tras el reportaje de 19 días en el reclusorio oriente, y antes de publicar cualquier cosa, acudí a dos funcionarios que no me conocían para reportarles delitos y brutales violaciones a los derechos humanos, y en menos de una hora ya estaban ordenando corroborar mi dicho.
Sí. Tengo que decir que a la primera funcionaria a la que busqué, trabaja en el gobierno capitalino, que sí me conoce y que es la responsable de evitar muchas crueldades en los reclusorios; pero hasta el momento la única respuesta es ofrecerme atención de un vocero de prensa que quizá querrá decirme que no vi lo que vi.
Una hipótesis: el Caso Narvarte es a las autoridades capitalinas, lo que el basurero de Cocula a las federales ¿Cuándo invitan al Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes? Tal vez ellos sepan como un hombre de 85 kilos y estatura promedio de 1.85 se transformó en uno de menos de 1.73 y de complexión tan delgada que tuvo que tatuarse un brazo limpio, para tener una apariencia de malo en el reclusorio oriente.

Una kathedra en un minuto

¿Quiéres un anuncio como este aquí, escribe a ioninsurgentes@gmail.com

Entradas populares del mes

Cartelera DVD

Otros artículos que pueden gustarte

Búsquedas personalizadas

Búsqueda personalizada

Seguimiento de Ad Sense

Un libro indispensable

Un libro indispensable
que nos cuenta detalles de la guerra del PRI contra la sociedad civil

Entradas populares